Estamos trabajando para convertir este espacio en una hermosa y productiva huerta comunitaria para las familias electrodependientes.

Lo producido en ella, será repartido y sumado a los bolsones de alimentos que ya estamos entregando a quienes más lo requieren.

Necesitamos:

Herramientas, semillas, plantines y toda la energía positiva que puedan aportar para el éxito de este proyecto que ya está en proceso.

¡Gracias por adelantado!

 

 Buscamos garantizar al máximo posible la calidad de vida de las personas con discapacidad, en especial lxs electrodependientes.


¿Cómo podés ayudar?

La Fundación Emperador necesita de tu ayuda. Tu aporte es muy valioso para nosotros por eso te proponemos diferentes formas de ser parte de este espacio y sumarte a nuestro trabajo de cada día.

 Te invitamos a que seas socix de nuestra fundación con una mínima cuota mensual, de monto voluntario.

Ingresá a este link y elegí cómo colaborar.

                                                                                Suscribite a nuestro canal de Youtube para saber más de nosotrxs

                                                                                        ¡También seguinos en Instagram para más contenido!

 

“Cierro los ojos y revivo el mismo pensamiento que inundaba mi cabeza cada vez que una autoridad o funcionario me preguntaba “dígame… ¿Qué necesita su hijo?”. En ese instante llegaba la respuesta. Lo que mi hijo necesita también lo necesitan los hijos de muchos otros. Hoy esa idea se convirtió en la matriz sagrada, en la estructura para comenzar (y terminar) todas las acciones que emprendemos. Pensando colectivamente y sumando voluntades, multiplicamos los resultados y hacemos del trabajo grupal un verdadero placer”.

FABIAN FIORI (Fundador)

“Sentí que tenía que hacer algo, que no me podía quedar de brazos cruzados, que había que estar a la altura de las circunstancias. En contextos de hostilidad el hombre en la evolución sobrevivió gracias a la capacidad de desarrollar lazos cooperativos y solidarios. Si estamos juntos en la dificultad, tenemos más posibilidades de obtener lo que necesitamos, de sentirnos acompañados en el camino y de fortalecer los lazos empáticos que favorecen el devenir de una sociedad más justa e integrada”.

ROSANA BALSAMELLO (Fundadora)